Life Style

Eres o vas a ser barbudo? Cómo cuidar tu barba.

Consejos de un barbudo para cuidar y lucir una buena barba.

Problemas-barbudos-blog-figaro

Esa subcorriente cultural que parece engullir todo lo viejo para que todo parezca nuevamente moderno: la barba, el bigote encerado, los tirantes o las camisas a cuadros con pitillos. Lo hípster es moda aunque al hípster le duela, y como tal, también llegará el momento de pasar de moda.

Sin embargo hay un elemento: la barba y el bigote, que siempre han existido y existirán. Bien cuiadadas, peinadas y nutridas, las barbas otrogan al galán del siglo XXI un halo de elegancia y masculinidad.
Tanto si tienes una barba y no sabes qué hacer con ella como si te tienta la idea de dejártela, sigue leyendo y te contaré, con mis 2 años de experiencia con barba, cómo tratarla, nutrirla y cuidarla.

Las primeras semanas son lo peor: los picores y escozores constantes de una piel acostumbrada al afeitado mientras crece el pelo es la prueba de fuego que deben pasar quienes toman la decisión de dejarse crecer la barba. Pero llega un día sin más que tu piel deja de picar y escamarse, luego, como todo lo que debe crecer, es cuestión de paciencia y tiempo hasta que tu barba alcance la longitud y volumen deseado. Durante esos primeros días es aconsejable hidratar bien la piel bajo la barba.

Contando ya con una buena barba, yo aconsejo visitar a un barbero una vez al mes o mes y medio. En la barbería nos ayudarán a dar forma a nuestra barba: ancha, terminada en pico, recortada por los lados y más larga en el mentón, etc., además de recortarla y perfilar su contorno con la navaja: una buena barba debe verse bien arreglada!
En otro post hablaré de las barberías que he ido descubriendo por la capital maña y que he tenido el placer de visitar.

batalla-barberos-sevilla

Cómo cuidar tu barba en tu día a día?
El primer paso se da en la ducha. No sirve cualquier champú para pelo. Un buen jabón para barba es imprescindible. Con una pequeña cantidad de jabón, masajea tu barba y cara para luego aclararla a fondo. Procura que no queden restos de jabón en tu barba.
Un buen cuidado pasa por cepillar tu barba a diario. Es aconsejable para ello utilizar un buen cepillo de calidad, no escatimes en ello ya que te durará años. Los mejores cepillos son los que están hechos con cerdas de jabalí, te deshará los nudos y se llevará los pelos que estén a punto de caer.
Pero antes del cepillado, debes hidratar bien tu barba con un buen aceite. Dependiendo del volumen de tu barba, bastará con unas pocas gotas o necesitarás más, pero es eso: unas gotas. Por ejemplo, para mi barba de 7cm utilizo unas 6 ó 7 gotas. Deposítalas en la palma de tu mano y frota con la otra para impregnarlas bien con el aceite, luego masajea tu cara y tu barba con movimientos circulares, procurando que el aceite impregne bien toda la barba y llegue a la piel de debajo.

Una vez nutrida, puedes proseguir con el cepillado.
También puedes usar un peine para barba. No utilices un peine convencional y tampoco escatimes en esto, te va a durar mucho timepo. Os recomiendo los peines de la marca Kent, son respetuosos con tu barba, hechos a mano y son anti-estáticos.

IMG_0015

Si lo que necesitas es nutrir bien la barba, repararla y darle un toque de fijación al mismo tiempo, para ello existen los bálsamos.
Su aplicación es semejante al aceite salvando ciertas diferencias. El bálsamo viene en un formato sólido pero maleable (más en verano que en invierno) y la forma de aplicarlo si quieres un toque de fijación final es el siguiente:
Primero peina tu barba con un peine para barba o un cepillo, es aconsejable deshacer los nudos. Con la yema del dedo saca una pequeña porción, del tamaño de medio garbanzo, más o menos, aunque como con el aceite, esto dependerá del volumen de tu barba. No temas por pasarte con el bálsamo, ya que al ser un producto reparador, no hay problema.

IMG_0013

Frótalo en tus palmas enérgicamente para disolverlo y verás como se convierte en un tipo de aceite más denso. Aplícalo sobre tu barba de arriba a abajo desde las patillas y por abajo desde el cuello siguiendo la dirección natural del crecimiento del pelo de tu barba y bigote. Ayúdate de un peine si es preciso para dar a tu barba la forma deseada, aunque con las manos suele ser suficiente.

Y ya está: tu barba nutrida y con un toque de fijación que te acompañará durante unas cinco horas.

Este es el cuidado diario de tu barba y lo aconsejable es hacerlo a primera hora, durante el ritual de preparación para afrontar tu jornada.
Si trabajas a la intenperie, te aconsejo que apliques aceite y la peines dos veces al día, tu barba lo agradecerá.

En otra entrada os hablaré de las diferentes marcas de aceite, jabón y bálsamo que he utilizado y con cuales me he quedado por diferentes motivos, además de dónde conseguirlos.

Un saludo y hasta más ver.

e3f74aa1172106c044bd724a4c6cbaee

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s